Desperté con la piel
empapelada de palabras,
abrí el sobre que colgaba de mi muslo,
temblaron las yemas de mis dedos
al despegar la ironía y el cartel.

Turbada en mi discurso apretado de rutina
no le puse nombre a la mañana,
me recogí en la abreviatura de mis hombros
y empecé a leerme lentamente.
Nos apareamos
bajo la larva de la luna.

Cantos de ballenas
ahogaron el gemido
en la esperma
azul marino del sol.

Acudimos al llamado de Saturno
peregrinamos el cosmos,
consagrando el placer.
He removido los escombros
y he resucitado nueve veces,
me han amamantado los cuerpos de la bruma
y en ese ritual de los sentidos
sé que no hay ruinas en el mar
y los espejos aún me aguardan.

Habitarme es un placer
que me reservo.

Maritza Cino (1957)
Entre estas aguas.
Poetas del Mundo Latino 2009.

Edición: Mario Meléndez y
Margarito Cuéllar.
Nota de presentación: Marco Antonio Campos
Fotos: Pascual Borzelli Iglesias
UANL / Secretaría de Cultura de Michoacán
Seminario de Cultura Mexicana
Monterrey, 2010

Un poema al día, para que quienes puedan se lo pongan encima y lo atesoren en la memoria. Selección de Felipe Garrido.

Miguel Ángel Porrúa, editor; Academia Mexicana de la Lengua; Creadores Eméritos FONCA.

Si te gustó, ¡compártelo!