La noche es larga
cuando no estás presente.
La lluvia, bálsamo
que alivia el tiempo
y la distancia que te aleja…
El viento, Dédalo
viajando hasta tu encuentro
para traerme ecos
de tu imagen somnolienta.
Tonos de soledad
Han pintado mis muros interiores
y agónicos gritos
se esparcen en el viento.
Doliente
corre el viento, corre el agua,
corre mi sangre en las venas
y mi dolor no se apaga,
porque siento lentamente
tu traición en las entrañas
y en el sonido del viento
y en el rumor del agua,
escucho hoy todavía
esas palabras que dañan.
Corre el viento, corre el agua,
corre mi sangre en las venas
y mi dolor no se apaga,
porque te di sin reservas
la calidez de mi savia
y con el filo del viento
y con el frío del agua
siento que se me rompe el alma.

Lorena Páez
Muros interiores.
Poemas de amor y desamor.

Lorena Páez, México, 2019

Un poema al día, para que quienes puedan se lo pongan encima y lo atesoren en la memoria. Selección de Felipe Garrido.

Miguel Ángel Porrúa, editor; Academia Mexicana de la Lengua; Creadores Eméritos FONCA.

Si te gustó, ¡compártelo!