encerrado en el tsuru de mi padre
pongo mis manos en el volante
tal vez no entienda nada
pero sé conducir un auto estacionado
a través del parabrisas
veo el camión de mudanza con su marcha fría
llevándose los problemas de mis padres
las lámparas que ya no soportan la luz
en la familia ocurren cosas
mucho más importantes
como para prestar atención
al niño que no alcanza el freno
hora de bajarse de ahí
no hay tiempo para tus niñerías

Luis Lugo (1985)
Restaurante Bar familiar
Tierra Adentro, FCE, México, 2019

Un poema al día, para que quienes puedan se lo pongan encima y lo atesoren en la memoria. Selección de Felipe Garrido.

Miguel Ángel Porrúa, editor; Academia Mexicana de la Lengua; Creadores Eméritos FONCA.

Si te gustó, ¡compártelo!