Si en vez de primavera helado invierno
al corazón depara mi destino
y gris paisaje en vez de árbol y trino
y en vez de paraíso ardiente infierno.

Si ya entre dicha y pena no discierno
pues entre puras sombras peregrino
errando muchas veces el camino
sin encontrar lo puro ni lo eterno.

Si en la flor nada más encuentro espinas
y en la ciudad que sueño sólo ruinas
que es poca cosa sé y no desespero:
primaveras vendrán seguramente
a posarse en mi mano y en mi frente
y sólo sé que vivo porque espero.

Otto Raúl González (1921-2007)
“Dimensión del tiempo”, en
La dimensión en el tiempo
Ediciones Castillo, México, 1998

Un poema al día, para que quienes puedan se lo pongan encima y lo atesoren en la memoria. Selección de Felipe Garrido.

Miguel Ángel Porrúa, editor; Academia Mexicana de la Lengua; Creadores Eméritos FONCA.

Si te gustó, ¡compártelo!