Hay dolores que vienen del pasado,
que reposan en el hombro de la vergüenza,
del miedo, de la tristeza.
Hay tristezas que crecen en la boca
de los que ya no hablan su lengua,
de los que la han olvidado,
de los que nunca
la aprendieron.
Dice mi abuelo
que nosotros somos hijos
de la lluvia.
Yo no conozco el sonido
de la lluvia,
dice mi padre.
Aquí
sólo hay hormigas
que caminan en hilo,
hormigas que anuncian un pasado
que no conozco.

Ntakua

Yee tutsi kitsu kúni,
kusu soko tukanuu,
yu’ú, kukana ini.
Yee kukana ini nai yu’u
ntí’o koi kachi tu’un ku,
ntí’o koi ntuku’un ini,
ntí’o miki
kutu’vu.
Kachi me patsa’un
yoo se’e savi.
Mee koi ntakuni ntusu ka’má
savi,
kachi me paa.
Yo’ó
mitu’ún yee choko,
káka yu’va,
choko kana kúni
mee koi kunchee.

Nadia López García (1992)
Isu ichi. El camino del venado
UNAM, México, 2019.

Un poema al día, para que quienes puedan se lo pongan encima y lo atesoren en la memoria. Selección de Felipe Garrido.

Miguel Ángel Porrúa, editor; Academia Mexicana de la Lengua; Creadores Eméritos FONCA.

Si te gustó, ¡compártelo!