El futbol da para mucho más que los noventa minutos que dura sobre la cancha. A lo largo de la historia en la que se ha visto presente el futbol, se le ha dedicado prosa para hablar de sus virtudes, cualidades y también defectos, se ha escrito mucho, aunque, tal vez, nunca lo necesario. Tenemos innumerables artículos, cuentos, novelas y anécdotas sobre el tema, y aun cuando todavía falta mucho por escribir, en estas líneas hablaré de un campo poco explorado: la poesía.

Comenzamos con una poesía de José María Pemán, un escritor español prolífico que lo mismo trabajó el cuento que la novela y la poesía, además de que ejerció el periodismo político, durante el gobierno de Franco se dio el lujo de tomar algunos cargos desde la oposición y escribir tanto en contra del régimen como de cosas tan sencillas como el futbol.

Dime, poeta:
Si el mundo es como un balón
redondo por la ilusión
de llegar pronto a su meta:
¡Vale la pena jugar! Silencio del ultramar,
luna llena…
mar serena;
viejo amigo
en secreto te lo digo,
¡que lo que vale la pena
es ganar!

El siguiente es un poema anónimo dedicado al equipo mexicano Veracruz, el cual fue imparable en la temporada 1945-1946. Tuvo el honor de ser el primer equipo fuera del Distrito Federal (hoy Ciudad de México) que consiguió el título dentro de la Liga Mayor (hoy Primera División mexicana), pues, hasta entonces, había sido dominada por los equipos de la capital. 

Veracruz logró esa temporada una serie de récords dentro del futbol mexicano: se mantuvo invicto durante 18 fechas seguidas (las cuatro últimas de la primera vuelta y las catorce de la segunda con 15 triunfos y 3 empates. Anotó 105 goles y recibió 52. Además, logró  la goleada más sonada en la historia del futbol mexicano: 14-0 al Monterrey.

Yo vi a aquellos Tiburones
vestidos de azul y rojo
la jugaban a su antojo
brindando mil emociones.
Claro que fueron campeones,
no jugaban al cerrojo
Urquiaga con Negro León
y Velázquez defendiendo
Lecca y Buenabad sirviendo
balones para el Pelón
del Pirata el patadón
los servicios de Lazcano
contento el veracruzano 
con el toquecito fino de Enrico
aquel argentino
que ya se volvió paisano.

En el mundo del futbol, la ilusión de cada semana es que nuestro equipo gane. El transcurso de un encuentro es de pasión, emoción, nervio, y muchas veces desilusión…

Tal vez uno de los poemas sobre futbol más conocidos es el que escribió el cronista de futbol argentino, Walter Saavedra, y que hizo famoso Quique Wolff, quien fue un brillante jugador y hoy en día es un conocido periodista. Este poema nos habla de la pasión que siente por el futbol:

¿Cómo vas a saber lo que es el amor?
Si nunca te hiciste hincha de un club
¿Cómo vas a saber lo que es el dolor?
Si jamás un zaguero te rompió la tibia y el peroné
y estuviste en una barrera y la pelota te pegó justo ahí…
¿Cómo vas a saber lo que es el placer?
Si nunca diste una vuelta olímpica de visitante
¿Cómo vas a saber lo que es el cariño?
Si nunca la acariciaste de chanfle
entrándole con el revés del pie
para dejarla jadeando bajo la red
¡¡Escúchame!!,
¿Cómo vas a saber lo que es la solidaridad?
Si jamás saliste a dar la cara
por un compañero golpeado desde atrás
¿Cómo vas a saber lo que es la poesía?
Si jamás tiraste una gambeta
¿Cómo vas a saber lo que es la humillación?
Si jamás te metieron un caño
¿Cómo vas a saber lo que es la amistad?
Si nunca devolviste una pared
¿Cómo vas a saber lo que es el pánico?
Si nunca te sorprendieron mal parado en un contragolpe
¿Cómo vas a saber lo que es morir un poco?
Si jamás fuiste a buscar la pelota dentro del arco
¡Decime viejo!
¿Cómo vas a saber lo que es la soledad?
Si jamás te paraste bajo los tres palos,
a doce pasos de uno que te quería fusilar
y terminar con tus esperanzas
¿Cómo vas a saber lo que es el barro?
Si nunca te tiraste a los pies de nadie
para mandar una pelota sobre un lateral
¿Cómo vas a saber lo que es el egoísmo?
Si nunca hiciste una de más
cuando tenías que dársela,
al nueve que estaba solo
¿Cómo vas a saber lo que es el arte?
Si nunca, pero nunca inventaste una rabona
¿Cómo vas a saber lo que es la música?
Si jamás cantaste desde la popular
¿Cómo vas a saber lo que es la injusticia?
Si nunca te sacó tarjeta roja, un referí localista
Decime, ¿cómo vas a saber lo que es el insomnio?
Si jamás te fuiste al descenso
¿Cómo, cómo vas a saber lo que es el odio?
Si nunca hiciste un gol en contra
¿Cómo, pero cómo vas a saber lo que es llorar?
Si llorar, si jamás perdiste una final de un mundial
sobre la hora con un penal dudoso
¿Cómo vas a saber querido amigo?
¿Cómo vas a saber lo que es la vida?
Si nunca, jamás jugaste al fútbol.

El futbol es un sentimiento único, inexplicable. Qué mejor que plasmarlo en poesía, poesía al futbol.

Si te gustó, ¡compártelo!